Skip to Content

5 maneras de alargar la vida útil de tu auto

Alargar la vida útil del auto


Adquirir un automóvil es una inversión importante para tu bolsillo, pero también una de las más necesarias. Teniendo en cuenta esto, es positivo que conozcas algunas medidas para mantenerlo en óptimas condiciones.

Es posible que tu auto no dure para siempre, pero se puede lograr que funcione por mucho tiempo si se cuida de una manera correcta. Aquí te compartimos algunos consejos útiles para extender la vida útil de tu automóvil.

1. Mantén tu carro limpio

Conservar tu vehículo limpio no solo ayuda a preservar la apariencia, también es importante para cuidar partes externas e internas.

El sucio en el exterior puede causar daños permanentes al metal y a la pintura. Y si el polvo y otras partículas se acumulan dentro del vehículo, producen un desgaste excesivo de las superficies.

Esto demuestra la importancia de lavar el vehículo por lo menos cada 15 días. También se puede encerar unas cuantas veces al año para aumentar la resistencia contra los elementos.


2. Recuerda los cambios de aceite

El aceite es esencial para el correcto funcionamiento del motor, se encarga de lubricarlo, protegerlo y de controlar la temperatura. Cuando los niveles están bajos o está viejo, se vuelve menos efectivo en su trabajo; por lo tanto, hace que las partes del motor se froten unas contra otras provocando su desgaste.

El cambio de aceite recomendado para cada vehículo varía por lo que recomendamos consultar el manual de tu automóvil, sin embargo, el promedio es cada tres meses.

También es importante cambiar otros fluídos como el líquido de transmisión y el de frenos y el refrigerante del radiador.


3. Inspecciona las gomas

Verifica la presión de aire y el estado de tus neumáticos con regularidad. Es una forma garantizada de mejorar la eficiencia de combustible y la seguridad del automóvil. La presión idónea la marca el fabricante del vehículo, es importante que lo consultes.

Toma en cuenta la vida útil de las llantas, normalmente se deben cambiar pasados los seis años de uso.

También es importante balancear cada 3,000 o 6,000 millas. Las ruedas desequilibradas causan un exceso de tensión en los componentes de la suspensión.


4. Cambia los filtros

Como su nombre lo indica, el filtro del aire se encarga de limpiar el aire que llega al motor. Si no funciona correctamente, afecta la eficiencia de combustible del automóvil, así como la velocidad con la que acelera.

También se deben revisar los filtros de aceite y combustible, ya que si se obstruyen hacen que los autos trabajen más duro para realizar funciones estándares.

Los filtros deben cambiarse con menos frecuencia que el del aceite, aproximadamente cada 30,000 millas o si el automóvil se ha conducido durante más de 3 años sin cambios.


5. Cuida la forma en la que manejas

Acelerar y frenar de manera brusca hacen que aumente la tensión en el automóvil, lo que puede provocar el desgaste acelerado de sus componentes. Conduce calmadamente, esto también es bueno para tu seguridad.

Practica estos simples consejos y tendrás la oportunidad de usar tu auto por muchos años. Revisa el manual de tu modelo de vehículo y sigue también las indicaciones de mantenimiento que recomienda.

Toma en cuenta que un conductor a quien le importa su automóvil lo protege en caso de que ocurra un accidente. El Seguro de Automóvil MAPFRE mantendrá tu vehículo seguro y responderá por los daños provocados por un siniestro. Más información.  

Back to top