Skip to Content

¿Qué hacer si se produce un escape de gas en tu hogar?

Escape de gas

El gas es un combustible de vital importancia en los hogares. De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples, a nivel nacional el 84.3% de la población utiliza gas propano para cocinar.

Las fugas de gas pueden crear situaciones peligrosas con resultados catastróficos. Incluso las más pequeñas representan un riesgo. Saber qué hacer ante una emergencia podría salvar vidas. Si está en casa o fuera, hay algunas cosas esenciales que hacer si sospechas de un escape de gas. 

El Gas Licuado de Petróleo

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es una combinación de propano, butano y otros compuestos. Es incoloro, no tiene color, e inodoro, sin olor. Normalmente se le agrega un aditivo que produce ese olor característico que conocemos para ayudar a detectar fugas. 

En temperaturas normales el GLP es un gas. En frío y bajo presión su estado es líquido, lo que facilita su almacenaje. Al ser más pesado y denso que el aire, suele concentrarse en las partes bajas cuando se escapa del envase.

¿Qué produce una fuga de gas GLP?

Las fugas de gas suelen ocurrir por artefactos o tuberías defectuosas. También si se dejan utensilios como la estufa desatendidos.

Las tuberías de gas se desgastan con el tiempo, pueden deformarse, doblarse e incluso romperse completamente. La exposición y el uso corroen las líneas de gas viejas, afectando al material exterior hasta que se forman las fracturas.

Los artefactos mal instalados pueden provocar un escape a través de la manguera que los une con el tanque de gas, por lo que siempre es importante asegurarse de que estén correctamente ensamblados.

Manejo de una fuga de gas

Si empiezas a detectar el olor a gas, sigue los siguientes pasos:

Asegúrate de que no haya fuentes de ignición. Existen distintas fuentes que originan el calor para provocar un fuego. Cierra y apaga todos los artefactos que puedan generar chispas o fuego. Es importante mantener todas las luces, electrodomésticos y celulares apagados.

Abre todas las ventanas y puertas. Esto ayuda a ventilar el área lo que eliminará el olor y reducirá el riesgo de cualquier ignición accidental.

Cierra el tanque de gas. Si no es riesgoso, cierra la válvula de gas principal o el regulador para detener el flujo.

Comunícate con las autoridades. Reporta el escape con el Cuerpo de Bomberos más cercano, ellos podrán manejar la situación de manera segura. También puedes llamar al 911.

Evacua si es necesario. En el caso de una fuga grave, debes salir y permanecer afuera. También advierte a tus vecinos y anímalos a evacuar también, especialmente si vives en un apartamento.

La prevención es la clave

La mejor manera de evitar fugas es inspeccionar de forma rutinaria las líneas de gas. Busca signos de corrosión, daños, deformaciones o roturas. Escucha si hay ruidos de silbidos.

El GLP debe almacenarse en una ubicación adecuada donde los recipientes o cilindros estén colocados de manera apropiada, teniendo en cuenta los códigos de práctica pertinentes.

Es importante que cuentes con un seguro que proteja tus bienes ante este tipo de incidentes como los Seguros del Hogar MAPFRE. Esto garantiza la seguridad de tu vivienda ante situaciones de emergencia.

Back to top