Skip to Content

Fechas de expiración de los objetos comunes

Fechas de expiración de los objetos comunes

Solemos verificar la fecha de vencimiento de productos alimenticios y los de belleza, pero a veces nos olvidamos de otros artículos importantes que tenemos en nuestro hogar.

Aparte de lo esencial, muchos desconocen las fechas de uso específicas de objetos comunes. Es fácil asumir que los productos como las toallas y las almohadas duran para siempre (o hasta que comienzan a romperse), pero en realidad deberían reemplazarse cada pocos años; de lo contrario, podrían tener efectos secundarios negativos en su salud.

Aquí te presentamos algunos de los artículos del hogar que tienen un tiempo de uso.

Almohadas

Es posible que las almohadas no tengan una fecha de caducidad, pero tampoco están diseñadas para durar para siempre. De acuerdo con un estudio realizado por la empresa Ergoflex, 18% de 2,200 encuestados desconocen cada cuánto tiempo se deben cambiar las almohadas. Y la respuesta es cada dos o tres años.

No solo es importante tomar en cuenta aspectos como la comodidad, también la higiene y el cuidado de las almohadas al momento de cambiarlas.

Al usarlas constantemente para dormir, las almohadas están en contacto con nuestra piel y cabello por lo que acumula sucio, aceites corporales y células muertas. Esta acumulación produce manchas y olores desagradables, además proporciona un entorno favorable para los ácaros de polvo.

Esponjas

Para muchas personas, el mejor momento para tirar una esponja parece ser cuando comienza a desmoronarse. Lo recomendable es reemplazarlas después de dos semanas.

Eso se debe a que, al estar en contacto continuo con el agua, las esponjas se convierten en el lugar ideal para los hongos y el moho.

En el caso de las esponjas de baño, se aconseja cambiarlas cada tres a seis meses. Se pueden mantener un poco más si se toman medidas de higiene: sumérgelas cada cierto tiempo en agua caliente para matar las bacterias.

Toallas

Al igual que las esponjas, una toalla húmeda proporciona el ambiente ideal para el crecimiento de bacterias y, después de algunos años, incluso ponerla en la lavadora no eliminará completamente la acumulación de bacterias. Lo ideal es no usarla por más de tres años.

Jabón

Algunos jabones de barra tienen fechas de vencimiento. Aunque no se especifique, lo recomendable es no usar un jabón que ha estado almacenado por más de tres años. Los signos de antigüedad incluyen sequedad y grietas.

Si se usa después de la fecha de vencimiento, el jabón puede provocar erupciones cutáneas y sensibilidad.

Cepillo de dientes

La Asociación Dental Americana (ADA) recomienda reemplazar el cepillo de dientes aproximadamente cada tres o cuatro meses, o antes si las cerdas están desgastadas.

Esto se debe a que, sin importar el tipo de cepillo de dientes, las cerdas se desgastan después de cierto tiempo y pierden su efectividad.

Existen muchos otros productos, desde cosméticos hasta limpieza, que tienen una fecha de uso luego de abrirse. Es importante que leas detenidamente las etiquetas y sigas las recomendaciones que indica.

También haz una revisión periódica de los productos que almacenas para revisar su estado. Esta, y proteger tu casa con un Seguro del Hogar, es una medida que garantizará una vivienda más segura. 

Back to top