Skip to Content

Seguridad contra incendios en el hogar

Seguridad contra incendios en el hogar

Un incendio en el hogar es un evento peligroso para sus habitantes y para las estructuras que toca, además puede iniciarse en cualquiera de las habitaciones de la vivienda causando efectos devastadores.

En tan solo unos minutos, una pequeña llama se convierte en una situación de peligro y crece hasta arropar completamente un domicilio.

Aunque no se tengan datos exactos de la cantidad de incendios domésticos que ocurrieron en República Dominicana en 2018, según estadísticas del Sistema Nacional de Emergencias 911 el Cuerpo de Bomberos atendió 36,670 casos de emergencia ese año.

En el país existe el Reglamento R-032 para la seguridad y protección contra incendios de 2011 que detalla las medidas que todas las edificaciones deben tener para prevenir y controlar siniestros de este tipo.

Por ejemplo, cierto tipo de edificios deben tener un número definido de salidas, y colocar extintores manuales de incendios “en las áreas con instalación de equipos de riesgo alto” y de uso común, entre otras medidas.

No obstante, es importante tomar precauciones extras para prevenir que los incendios ocurran y estar totalmente preparados en caso de que sucedan.

Prevención efectiva

Para prevenir incendios domésticos, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

Crea un plan: elabora un plan de escape que se adapte a las dimensiones de tu hogar. Cada miembro de la familia debe entender este documento. De igual forma es bueno que realicen un simulacro.

Coloca extintores en áreas estratégicas: estos dispositivos son indispensables para apagar un fuego en su fase inicial. Todos los miembros del hogar deben aprender su uso.

No olvides el Seguro de Hogar: tu seguro de hogar te ofrecerá la protección que necesitas en caso de un incendio. Dependiendo de la póliza, el seguro cubre los gastos por extinción y te ayuda a recuperar los objetos dañados por el fuego.

Cocina de forma segura: si necesitas salir de la cocina en algún momento, quita las ollas del fuego para evitar riesgos. No dejes a un niño pequeño solo en esta área, podría no reconocer los peligros potenciales. Tampoco cocines si estás bajo la influencia de alcohol o muy cansado ni utilices ropa ancha, ya que puede incendiarse fácilmente.

Toma en cuenta los utensilios eléctricos: mantén los cables lejos del agua y de telas. También es importante no conectar varios cables a un solo enchufe ya que puede sobrecargarse y generar chispas.

Cuidado con los cigarrillos: no fumes en lugares con fuentes de calor o donde haya materiales combustibles. Esto también aplica para los productos inflamables.

¿Y las velas?: mantenlas en un soporte resistente y en una superficie nivelada, lejos del alcance de niños y animales. Siempre apágalas antes de salir de una habitación.

Si deseas conocer otras medidas puedes consultar la Guía de prevención de incendios y otros riesgos en el hogar de la Fundación MAPFRE.

¿Qué hacer en caso de incendio?

En caso de que ocurra un incendio en tu vivienda, lo primero es que mantener la calma y evacuar el lugar. Llama al 911 o al Cuerpo de Bomberos para que manejen la situación. Otros puntos a tomar en cuenta son:

  • No abras la puerta si está caliente. El calor es signo de que el incendio está cerca y puede estar justo detrás de la puerta.
  • Tapa la puerta con toallas mojadas para evitar que ingrese el humo.
  • Si no implica un riesgo, cierra el gas y corta la corriente eléctrica para evitar daños mayores.
  • Si el humo es muy fuerte, tápate la boca con un paño mojado y arrástrate en el suelo hasta encontrar la salida (el humo y los gases tóxicos tienden a subir con el calor).
  • Si tu ropa se enciende, no corras. Tírate al piso y rueda para apagar las llamas.
Back to top