Skip to Content

El embarazo y el seguro de salud

El embarazo y el seguro de salud

Dicen que el embarazo es una de las etapas más hermosas de la vida de una mujer. Es un periodo único, mágico y de gran felicidad, en el que la madre experimenta cambios estéticos, emocionales y disfruta al tener esa pequeña personita creciendo en la barriga.

Pero también en los nueve meses de embarazo el cuerpo se vuelve más vulnerable, es común que el sistema inmunólogo se debilite. Ya no solo se trata del cuidado de una persona, son dos, por lo que el seguimiento de un doctor será necesario desde el inicio hasta al final.

La Organización Mundial de la Salud destaca que millones de mujeres sufren anualmente complicaciones relacionadas con el embarazo por lo que el cuidado prenatal es casi una obligación. Si no se recibe una atención médica adecuada, se corre el riesgo de que los problemas no se detecten a tiempo y se agrave cualquier situación.

En este tiempo, tener el respaldo de un seguro médico es importante para enfrentar cualquier problema que pueda surgir con tranquilidad.

El Seguro de Salud es un acuerdo mediante el cual la compañía de seguros asegura una garantía de compensación por gastos médicos.

En ocasiones, los servicios de salud pueden ser costosos tomando en cuenta que en promedio una mujer embarazada debe visitar a su doctor por lo menos ocho veces, de acuerdo a datos de la OMS, la hospitalización y pruebas médicas. Por eso los gastos pueden ser altos y el seguro médico ayuda a disminuir el estrés financiero y a recibir las atenciones médicas cuando sean necesarias.

Contar con un seguro de salud significa cuidar de tu vida y la de tu pequeño.

El Seguro de Salud Internacional MAPFRE garantiza una cobertura del 100% en la maternidad en República Dominicana y Puerto Rico* esto incluye, hasta cierto punto, gastos por consultas médicas, exámenes, cargos de hospitalización y costos de recuperación. 

También tiene la ventaja de que ofrece una cobertura provisional a tu recién nacido como una extensión de tus beneficios como madre asegurada y cuidados en el exterior.

Toma en cuenta que las pólizas de seguro tienen un periodo de espera o de carencia de por lo menos 10 meses en las coberturas de embarazo. Esto significa que se debe esperar para acceder a ciertas garantías. Normalmente se cuenta desde el tiempo de contratación (puede variar según la póliza).

Ya sea en el embarazo o en cualquier situación, adquirir un seguro médico es una buena decisión para tu salud y la de tu familia. Es una de las mejores inversiones que se pueden realizar.

Si necesitas más información sobre el tema, consulta las diversas pólizas que ofrece MAPFRE.

*Más información.

Back to top