Skip to Content

Sabes qué hacer cuando se acerca un vehículo de emergencia

Sabes qué hacer cuando se acerca un vehículo de emergencia

Con el aumento del tráfico en las carreteras, los vehículos de emergencia tienen una difícil tarea de llevar a los pacientes a los hospitales a tiempo, apagar un incendio o atrapar a un ladrón.

La Ley 241 sobre el Tránsito de Vehículos resalta que estos medios de transporte son aquellos que se utilizan en servicios de urgencia por Cuerpo de Bomberos, de la Policía, de la Defensa Civil. En esta categoría también entran las ambulancias.

Estos vehículos son prioritarios, por lo que siempre deben tener preferencia de paso.

Un minuto puede hacer la diferencia

En emergencias, cada minuto cuenta. Un estudio publicado en 2011 en el British Medical Journal resalta la importancia del tiempo en la atención de emergencias.

Se descubrió que solo el 2.6% de los pacientes con un paro cardíaco sobrevivieron al alta hospitalaria. Sin embargo, si los paramédicos llegaron a la escena cuando el paciente fue arrestado, las tasas de supervivencia aumentaron a 14 por ciento.

Los investigadores concluyeron que los factores predictivos más importantes para la supervivencia eran el tiempo de respuesta, si alguien había presenciado que el paciente tenía un paro cardíaco y el tipo de alteración del ritmo cardíaco que tenían cuando llegaron los paramédicos.

El estudio estimó que las posibilidades de supervivencia de una persona mejoraron en aproximadamente un 24 por ciento por cada reducción de un minuto en el tiempo de respuesta.

Las situaciones serias que amenazan la vida deben responderse en ocho minutos o menos.

Dale paso

Es fundamental que todos los conductores realicen las acciones necesarias para darle paso a cualquier vehículo de emergencia.

La Ley 241 establece que todos los conductores deben darle prioridad de paso a los vehículos de emergencia que estén dando un “aviso audible con la campana, sirena o pito”. Resalta que lo correcto es colocar el vehículo a la derecha, deteniendo la marcha hasta que haya pasado.

En las vías de un solo sentido, lo recomendable es apartarse hacia el lado por el que se conduce. Si estamos en un atascados en el tráfico, se siguen las mismas medidas. Se debe buscar la forma de que el vehículo pase rápidamente.

¿Qué pueden hacer los vehículos de emergencia?

El Reglamento General de Circulación también hace referencia a las obligaciones que tienen las ambulancias cuando circulan en servicio de emergencia. En este sentido, se establece que pueden superar los límites de velocidad establecidos y no estarán obligados a respetar otras normas y señales de tráfico.

No obstante, deben adoptar las precauciones precisas en ciertos casos, como por ejemplo en los semáforos en rojo y en las intersecciones para no poner en peligro la vida de los peatones o de otros conductores. Además, deben atender a las señales u órdenes que den los agentes de la autoridad.

La Ley 241 resalta que los vehículos de emergencia pueden realizar los siguientes actos:

  • Estacionar sus vehículos en las vías públicas contrario a lo dispuesto en esta Ley y sus reglamentos.
  • Continuar la marcha con sus vehículos no obstante prohibírselo una luz o señal colocada en la vía pública por virtud en esta Ley y sus reglamentos.
  • Exceder los límites de velocidad establecidos por esta ley, sus reglamentos o cualquier ordenanza municipal.
  • Ignorar las disposiciones de la Ley y sus reglamentos sobre derechos, de paso, viraje y dirección del tránsito.

En el momento que escuches una sirena, debes ser consciente que puedes ayudar a salvar una vida dando paso al vehículo de emergencias. La solidaridad y la conciencia social de los ciudadanos son fundamentales para que las ambulancias puedan llegar a su destino lo antes posible y ayudar a quien más lo necesita en ese momento. Para una ambulancia, cada segundo cuenta.

Back to top