Skip to Content

Cómo mantener a los niños seguros en el vehículo

Cómo mantener a los niños seguros en el vehículo

No es lo mismo enfrentar un trayecto corto con un niño en el auto que realizar un viaje largo. De igual manera, no es lo mismo viajar con un menor de 4 años que hacerlo con niños de 10 o más edad. Otro factor a tener en cuenta, es si solo se lleva un niño o son más y un factor determinante, es si el único adulto del automóvil es el conductor. La preocupación común en todos los casos es cómo mantener a los niños seguros en el vehículo.

Para afrontar este reto de lograr que los niños viajen cómodos, felices y seguros en el carro existen unas pautas básicas y generales que son de gran ayuda para mantener a los niños seguros.

  • Entretenimiento. 
    En el caso de que se trate de un viaje media o larga distancia, la seguridad del menor en el auto será más fácil de lograr si está entretenido. Es recomendable que el adulto o adultos cuenten con recursos de entretenimiento en el auto para el menor.
    Las televisiones integradas y los dispositivos de portátiles – DVD, tableta o teléfonos móviles- son actualmente el recurso más frecuente y eficaz para mantener a los niños entretenidos y, por lo tanto, seguros.
  • Comodidad. 
    Si el niño demanda atención continua del conductor durante el trayecto en auto, la seguridad en la conducción se ve gravemente comprometida.
    El niño en el auto debe contar con todas las comodidades posibles: temperatura adecuada, silla confortable y bien colocada, sin molestias ni roces. En el viaje en auto, hay que evitar siempre una rabieta por falta de atención, miedo, malestar o cualquier otra circunstancia de incomodidad.
  • Calmar y satisfacer sus necesidades fisiológicas. 
    Esta es una de las claves de cómo mantener a los niños seguros en el auto. Para recorrer un trayecto largo es imprescindible llevar agua y algún tipo de comida como galletas o sus golosinas favoritas.
    Si los niños aún llevan pañal, hay que parar siempre que sea necesario para cambiar al bebé evitando que se encuentre molesto y eso le irrite con el consecuente llanto que puede ser muy peligroso durante un viaje en auto.
    Si el menor no lleva pañal, igualmente será imprescindible detener la marcha siempre que el niño lo solicite y como norma general, al menos, cada dos horas.

El conductor de un vehículo en el que viajen niños debe doblar su atención y recordar que tiene además la responsabilidad de contar con un seguro de auto completo cuyas coberturas incluyan a todos los ocupantes del vehículo.

Back to top