Skip to Content

La seguridad del vehículo

La seguridad del vehículo

Todos los autos llevan múltiples sistemas de seguridad y es importante conocerlos, saber usarlos y no despreciar su utilidad ya que de ellos depende la vida de los ocupantes del vehículo.

Dispositivos de seguridad y seguro de automóvil 

Lo primero que hay que considerar es que todo lo que lleve tu auto, por tu seguridad y para que tus pólizas de seguro de automóvil sean efectivas, debe estar homologado. Las marcas que se dedican a la fabricación de vehículos elaboran autos cada vez más seguros y con tecnologías más avanzadas, pero para evitar lesiones en accidentes es preciso aprender a utilizar los mencionados dispositivos de forma adecuada. En este sentido una de las precauciones más obvias es leer el manual del automóvil, que nos aportará toda la información necesaria para utilizar todos los dispositivos de seguridad adecuadamente. 

Cualquier adaptación de asientos, mandos, cristales o sistemas de retención que no esté hecha por un experto y que no cumpla la normativa vigente, puede ponerte en riesgo ante la menor situación de peligro y por ello, es fundamental que resistas la tentación de elegir accesorios baratos, tunear tu auto por ti mismo o hacer reparaciones temerarias.

En cuanto a los sistemas de seguridad de nuestro vehículo podemos distinguir tres clases. 

Sistemas de seguridad primaria o activa

Son los que tienen por objetivo evitar un accidente. Podemos destacar los siguientes: 

  • ABS: sistema antibloqueo de ruedas o frenos antibloqueo. Este sistema se utiliza en automóviles, aviones y algunas motocicletas, y su objetivo es evitar que los neumáticos pierdan adherencia en el suelo al frenar. 
  • ESP: control electrónico de estabilidad. Su función es que el auto mantenga la trayectoria que haya marcado el conductor con el volante. 
  • AEB: frenada de emergencia autónoma que permite al vehículo reducir la velocidad por sí solo si detecta un riesgo de colisión y sin necesidad de que intervenga el conductor.  

Sistemas de seguridad secundaria o pasiva

Son los que se utilizan para disminuir las consecuencias de los accidentes y evitar lesiones. Los más destacados son los descritos a continuación: 

  • Carrocería deformable. Uno de los elementos más importantes para proteger a los ocupantes de un vehículo es la carrocería. Sin embargo, se comprobó que la carrocería rígida no protege bien a los ocupantes, por lo que se desarrolló la carrocería deformable que adopta una forma determinada en caso de colisión para proteger a las personas. 
  • Cinturón de seguridad. Un cinturón de seguridad en un arnés diseñado para sujetar a un ocupante de un vehículo en caso de colisión. Se comenzaron a utilizar en aviones en los años 30 y posteriormente se utilizó en automóviles. En muchos países, como República Dominicana, su uso es obligatorio. 
  • Protector cervical o reposacabezas. Este sistema de seguridad surgió en los años 50 y posteriormente se hizo obligatorio. Existen diversos tipos: los fijos o integrados y los ajustables o activos. 
  • Airbag. Este dispositivo se comenzó a instalar en los vehículos como complemento de los cinturones de seguridad. El airbag despliega, en caso de accidente, una estructura flexible que contiene gas comprimido, lo que reduce la gravedad de las lesiones que pueda sufrir un ocupante del auto por el contacto con el interior del vehículo. 
  • Isofix. Se trata de un sistema de sujeción para sillas de seguridad de niños que establece una serie de puntos de anclaje en los coches que permiten que las sillas de los niños se puedan montar de forma más rápida y segura.  

Sistemas de seguridad terciaria

Son los que actúan tras los accidentes para minimizar las consecuencias y podemos destacar los siguientes: 

  • Dispositivos para evitar incendios. Existen una serie de depósitos de combustible que tienen el objetivo de evitar que el combustible se derrame tras un accidente o que cierran la inyección de combustible tras un golpe con el vehículo.
  • Habitáculos seguros. En ocasiones el propio vehículo se convierte en una trampa para los ocupantes en caso de accidente, por ese motivo hay vehículos que permiten abrir las puertas sin dificultar o hebillas de los cinturones que favorecen una apertura sencilla. 

Si has decidido comprarte un auto nuevo y quieres apostar por la seguridad ten en cuenta los elementos de los que hemos hablado anteriormente para evitar lesiones y descubre, además los Seguros de automóviles y sus diversas opciones para adaptarse justo a lo que más necesitas para tu auto.

Back to top